6-0: El Sevilla hace historia a costa del Betis

La vuelta de la eliminatoria del derbi sevillano de la Copa del Rey ha dejado una amalgama de sabores bien diferentes a uno y otro lado de la ciudad del Guadalquivir. La euforia de los sevillistas se encontraba esta mañana con la amargura bética. La ciudad es una terna de extremismos y no hay consuelo para los seguidores verdiblancos, que tienen que aguantar con entereza las mofas de sus amigos y familiares del otro equipo.

En el minuto 3, el jugador más querido por el cuadro local y más odiado por el visitante anticipó el chaparrón. Tras el gol de José Antonio Reyes, Rami hizo el segundo. Tras el descanso, Gameiro y Kakuta se unieron a una fiesta que ya es historia. Bendita locura esta del fútbol.

Los comentarios están cerrados.