Desmantelado el cortijo de la FIFA

La corrupción en el mundo del fútbol empieza a ser un mal endémico. El Comité de Ética de la FIFA ha decidido suspender durante 8 años de cualquier cargo en el organismo a Joseph Blatter y a Michel Platini por cobros desleales y conflicto de intereses.

La causa es el pago de dos millones de francos suizos que Blatter hizo en febrero de 2011 a Platini, presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA, por un supuesto trabajo para la FIFA desempeñado entre 1999 y 2002. Sancionados por ofrecer y recibir, respectivamente, regalos y prebendas, conflicto de interés y administración desleal, ambos dirigentes, que hasta hace nada formaban la cúpula dirigente del fútbol mundial, han evitado, al menos, el cargo de corrupción que habría supuesto una suspensión de por vida. Ambos presentarán recurso al TAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *