El Atlético no puede con el Alavés (1-1)

Sangre sudó el Atlético de Madrid este domingo para lograr abrir la lata. Hasta el minuto 93′ no llegó el gol, obra de Kevin Gameiro desde los once metros, tras un penalti claro de Víctor Laguardia sobre Fernando Torres. El gol parecía que serviría para tumbar por la mínima a un recién ascendido como el Deportivo Alavés.

Pero los vascos no se rindieron. Tras sacar de mediocampo el equipo se fue arriba. Manu García, el capitán, enganchó un disparo desde fuera del área imparable para el portero Jan Oblak. Cuando parecía que la victoria se quedaría en el Calderón, volaron los dos primeros puntos hacia Vitoria.

Los comentarios están cerrados.