El fin de la era Del Bosque

La España está muy lejos de aquella que logró el Mundial de 2010 y la Eurocopa 2012. Desde entonces, no ha hecho más que no estar a la altura cada vez que se ha enfrentado a un rival medianamente serio. Brasil (Copa Confederaciones), Holanda, Croacia o Italia, en el día de hoy.

El inmobilismo de Del Bosque ha terminado dejando a España sin rumbo. Sin rigor defensivo, ni orden táctico, ni patrón de juego definido. lo que provocaba continuas pérdidas de balón y que las líneas de presión fuesen fácilmente superadas. En los duelos también se mostró inferior a una Italia que por si fuera poco puso más ganas y físico que los hispanos. Del Bosque afronta las críticas de millones de aficionados. Solo él sabe si dimitirá.

Los comentarios están cerrados.