El Real Madrid vuelve a pinchar (1-1)

Saltó la sorpresa este domingo en el Santiago Bernabéu entre el Real Madrid y el Eibar, en un encuentro que acabó con empate a uno, lo que supone un nuevo pinchazo del líder (haciendo bueno el dicho de que no hay dos sin tres, ya  es el tercero consecutivo en La Liga Santander) y el primer punto en la historia del Eibar en el estadio blanco.

De manera fatídica empezó el partido para los merengues. Fran Rico, criado en la cantera madridista, ponía el 0-1. No tardó en llegar el empate, obra de de Gareth Bale a pase de Cristiano Ronaldo. El público confiaba en una nueva remontada. Un mal inicio de partido lo tiene cualquiera, pensarían. Pero el partido se fue apagando y el Eibar se crecía por momentos, haciendo imposible la victoria local.

Los comentarios están cerrados.