El vigente campeón sigue sin ganar fuera de su estadio (0-0)

El Sevilla sigue sin ganar lejos de su estadio en Liga ni en Europa League. Y así es difícil. Este jueves el Basilea-Sevilla fue un partido aburrido que desembocó en un empate a nada. Ni suizos ni hispalenses fueron capaces de abrir el marcador durante 90 minutos. “Planteamos el partido como una eliminatoria de 180 minutos”, se escudó luego Emery.

El Basilea no es mejor que el Sevilla, pero se pudo adelantar pronto. Janko cabeceó sin oposición entre los centrales sevillistas. El remate lamió el palo de la portería defendida por el canterano sevillista David Soria.

La imagen del cambio de Carriço por Banega en el minuto 92 lo dice todo. Lo peor, la expulsión de N’Zonzi en el 87.

Los comentarios están cerrados.