El Villarreal apela a la épica, el Sevilla no le gana fuera ni al Molde

El Villarreal cuajó este jueves otra histórica noche europea. Como las de antaño. Apeló a la épica para apear a un Nápoles que había sido mejor, pero no tuvo la suerte de cara a portería. Marek Hamsik empaló un derechazo en el primer tiempo. Cuando peor lo pasaba el equipo español, asediado por Higuaín, Mertens o Callejón, apareció Pina y su centrochut, una parábola perfecta que clasifica al Villarreal.

Por su parte, el Sevilla demuestra que fuera de casa necesita mejorar. No fue capaz de ganar al Molde (1-0). Sus ideas se congelaron en el invierno noruego, aunque pasa la eliminatoria por la renta de la ida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *