Joaquín, la caída de un ídolo

Ayer el Benito Villamarín pitó a su jugador más importante de los últimos 20 años: Joaquín Sánchez. Cuando llegó procedente de la Fiorentina, 20.000 béticos acudieron al estadio a corear su nombre. Como un auténtico ídolo de masas. Ayer, su público le pitó por primera vez cuando Juan Merino decidió sustituirle. En su lugar entró Portillo.

Joaquín no está en su mejor momento. No era titular en el campo del Betis desde la jornada 26. Incluso la pasada semana no entró en la convocatoria, para sorpresa de medios y de parte de la afición. Ayer quedó claro por qué no lo citó el míster: simplemente, no está.

¡Apuesta en estos partidos. Hoy 100€ gratis con tu primer depósito! ¡Gana dinero YA!

Los comentarios están cerrados.