A Lucas Silva tampoco lo quieren en Marsella

Problemas para Lucas Silva. El jugador brasileño cedido por el Real Madrid al Olympique de Marsella fue expulsado del autobús del equipo cuando éste se desplazaba hacia Montpellier para disputar la jornada 23 de la Ligue 1.

La decisión personal del presidente del club, Vincent Labrune, causó estupor entre toda la expedición. Ahora, Michel le abre la puerta del club: “aún se puede marchar a Brasil si quiere”. El Olympique quiere deshacerse del jugador y ni siquiera lo ha inscrito en la Champions. El rendimiento del jugador que le costó al Madrid 16 millones de euros no ha sido el esperado.

Los comentarios están cerrados.