Luna y Sergi Enrich entrenan con normalidad con sus compañeros

Parece que vuelve la calma a Eibar tras la marejada del escándalo sexual protagonizado en un vídeo subido de tono por Antonio Luna y Sergi Enrich, compañeros de equipo y aventuras, amigos del alma. El equipo quiere implantar cuanto antes la normalidad entre los jugadores y ha decidido que vuelvan a los entrenamientos para que no se distraigan.

Es posible que los jugadores entren en la convocatoria del partido que enfrentará al equipo armero con los navarros de Osasuna, después de que no fueran convocados a un amistoso ante el Leganés en Lerma (Burgos), que tuvo lugar el pasado fin de semana.

Los comentarios están cerrados.