Portugal campeona de Europa (0-1)

Un soltiario gol de Éder en el minuto 111 sirvió para que Portugal se impusiera por la mínima a Francia, anfitriona y favorita, en el estadio de Saint Dennis. La final fue trabada. Francia empujaba y buscaba el gol con más insistencia. Más por físico que por ideas. La supuesta calidad de los jugadores franceses no apareció. El jugador local más destacado del partido fue el más “tosco”: Moussa Sissokho, que se impuso en todos los duelos individuales.

Cristiano Ronaldo tuvo que retirarse mediado el primer tiempo lesionado. Parecía que el destino esquivaba las probabilidades de éxito lusas. Pero Éder, un suplente que entró en la prórroga, dio la gloria a Portugal, campeona de Europa.

Los comentarios están cerrados.