Se repite la desgracia en el mundo del fútbol

Patrick Ekeng ha sido el último. El nombre del camerunés entra en la trágica lista de los futbolistas fallecidos de forma repentina, la mayoría de ellos en el terreno de juego, la mayoría por muerte súbita. Catalin Hildan murió en 2000 a por un ataque al corazón durante un partido amistoso.

Marc-Vivian Foé. Su muerte conmocionó al mundo del fútbol un 26 de junio de 2003 en un encuentro entre Camerún y Colombia en la Copa Confederaciones.

En España no nos olvidaremos jamás de Antonio Puerta y Daniel Jarque. El jugador del Sevilla murió en 2007. Dani Jarque, mientras estaba concentrado con el Espanyol en pretemporada.

Otro de los casos más sonados fue el de Miklos Feher, futbolista húngaro del Benfica,o el de Piermario Morosini, en 2012, había sido el último. Sufrió un ataque cardíaco. Era futbolista del Livorno.

¡Apuesta en estos partidos. Hoy 100€ gratis con tu primer depósito! ¡Gana dinero YA!

Los comentarios están cerrados.