El Sevilla vence en Zagreb (0-1)

El Sevilla FC se impuso al Dinamo Zagreb en el estadio Maksimir de la capital croata gracias a un gol de Samir Nasri que acerca el pase a octavos a los andaluces.

El Sevilla fue muy superiores a un Dinamo que solo apretó en los instantes finales del encuentro. En el minuto 37 se desniveló la balanza.

El Sevilla logrará el pase de ronda si logra vencer en el próximo partido de Champions, cuando se enfrentará también al Dinamo Zagreb en el Ramón Sánchez Pizjuán y la Juventus hace lo propio ante el Olympique de Lyon. Todo parece indicar que este año el Sevilla no ganará la Europa League.

El Barcelona perdona, sufre y acaba ganando en San Mamés (0-1)

El FC Barcelona sumó su segunda victoria en La Liga Santander. El Athletic Club planteó una presión muy arriba que ahogó la salida de balón del Barcelona, enredado en sacar la pelota de manera exquisita y perdiendo balones por no realizar envíos largos. El meta catalán erró un pase que entregó de cara a Beñat. Con la cara Ter Stegen se redimió ante sus compañeros.

Pero una genialidad de Arda Turan permitió que Rakitic apareciera libre de marca en el segundo palo y batiera a Iraizoz. Arda Turan, Luis Suárez o Messi tuvieron sus opciones. El gol no llegaba y el Athletic se creció, pero no pudo encontrar el empate.

El Leganés logra la primera victoria en La Liga de su historia

El C.D. Leganés logró su primera victoria en La Liga Santander de la historia en Balaídos, donde se impuso a un Celta ramplón que no fue capaz de imponerse a la defensa pimentonera. Un solitario gol de Víctor Díaz, en fuera de juego milimétrico, ajustició a los gallegos, que no encontraron la versión que fueron capaces de dar la pasada temporada.

El Celta llevaba la manija del partido pero sus ideas se diluían cuando cruzaba la linea divisoria. Ahí aparecía el orden madrileño para robar balones y lanzar peligrosas contras. Al final, justo resultado a favor de un equipo que si sigue así dará que hablar.

De actor secundario a protagonista: Éder

Éderzito António Macedo Lopes, más conocido como Éder (Bissau, Guinea-Bissau; 22 de diciembre de 1987), entró este domingo en la historia de la Eurocopa gracias a su gol logrado en el 109′ ante Francia que permitió a Portugal por vez primera en su historia ganar un campeonato de selecciones.

El jugador, defenestrado desde la debacle ante Islandia en la fase de grupos, disputaba durante la final sus primeros minutos en las eliminatorias. Su cuarto gol en 29 internacionalidades le dio el reconocimiento mundial a sus 29 años al delantero del OSC Lille de Francia, donde llegó en enero procedente del Swansea. En la Ligue 1 hizo 6 goles y dio 4 asistencias en 13 partidos.

 

 

Portugal campeona de Europa (0-1)

Un soltiario gol de Éder en el minuto 111 sirvió para que Portugal se impusiera por la mínima a Francia, anfitriona y favorita, en el estadio de Saint Dennis. La final fue trabada. Francia empujaba y buscaba el gol con más insistencia. Más por físico que por ideas. La supuesta calidad de los jugadores franceses no apareció. El jugador local más destacado del partido fue el más “tosco”: Moussa Sissokho, que se impuso en todos los duelos individuales.

Cristiano Ronaldo tuvo que retirarse mediado el primer tiempo lesionado. Parecía que el destino esquivaba las probabilidades de éxito lusas. Pero Éder, un suplente que entró en la prórroga, dio la gloria a Portugal, campeona de Europa.