Real Madrid: A un punto de la gloria

El Real Madrid lo tuvo demasiado fácil para vencer en Balaídos al Celta de Vigo (1-4) este miércoles y acariciar el título de LaLiga Santander. Los de Zinedine Zidane están a solo un punto de cantar alirón. Pronto adelantó Cristiano Ronaldo a los blancos. Corría el minuto ocho. Enganchó en la frontal un pase de Isco, uno de los más destacados hoy, se perfiló y sacó un zurdazo inapelable, ajustado al poste defendido por Sergio Álvarez que se erigió en espectador de lujo en la acción.

Los minutos corrían con el Madrid cediéndole el balón pero no los espacios a un Celta que no encontraba ocasión de encarar a Keylor Navas. Guidetti y Pione Sisto no tuvieron su día y acumulaban pérdidas y errores de elección de jugada. Así se llegó al descanso. Al poco de la reanudación, de nuevo apareció el portugués. Recibe un buen pase en el interior del área y ajusta con el interior de la zurda. Cero a dos y media liga en el bolsillo.

Martínez Munuera se erigió en protagonista primero en no decretar penalti de Ramos a Aspas, después en expulsar al delantero por supuesto piscinazo en la acción, no juzgar con el mismo rasero una ‘caída’ de Cristiano en el área celeste y, finalmente, perdonar la segunda amarilla a Casemiro por una patada a la altura de la rodilla. Guidetti recortó distancias en el 69′. El gol sirvió para espolear al Madrid, que al minuto marcó el tercero (Benzema) y en el 88′ fue Toni Kroos el que decidió en el área tras un recorte y disparo colocado.

Si el Real Madrid empata en Málaga el domingo, independientemente de lo que haga el Barcelona en casa ante el Eibar, el título de LaLiga Santander irá a parar a las vitrinas del Santiago Bernabéu. El 3 de junio, además, final de Champions ante la Juventus.

Cristiano Ronaldo ha vuelto (1-4)

Un hat trick de Cristiano Ronaldo guió al Real Madrid a la remontada ante el Alavés en Mendizorroza, en un partido que se le puso cuesta arriba a los madrileños, después de que en el minuto 7 un gran centro del lateral cedido por el Atlético Theo Hernández que remató a la red Deyverson.

10 minutos más tarde, un penalti transformado por Cristiano Ronaldo empató el encuentro. Le dio tiempo a hacer dos goles más al luso, en un partido en el que volvió a marcar por segunda jornada consecutiva el canterano Álvaro Morata. El Real Madrid mantiene una semana más el liderato.