El Real Madrid gana LaLiga Santander

El Real Madrid (puedes ver los partidos del Real Madrid Online) volvió a ganar LaLiga Santander tras cinco años de sequía. Cinco años en los que dominó el Barcelona, con la única salvedad de la machada cometida por el Atlético de Madrid en la temporada 2013/14. Los blancos cumplieron su cometido de vencer al Málaga y evitar especulaciones de lo que ocurriera en el Camp Nou entre Barcelona y Eibar.

Pronto cerró el título el equipo de Zinedine Zidane. Corría tan solo el minuto y medio de partido cuando Cristiano Ronaldo aprovechó una enorme autopista entre líneas de una despistada defensa del Malaga para plantarse completamente solo ante Carlos Kameni y definir a la red. Los madridistas se tranquilizaban. El recuerdo de las dos ligas perdidas en Tenerife a principios de los años 90 aún estaba en la memoria de muchos.

Las buenas noticias nunca suelen venir solas. En Barcelona el Eibar sorprendía a los azulgrana y se adelantaban los vascos por medio de Takashi Inui. Centro lateral del ex madridista Pedro León que mandó a la red Inui, completamente libre de marca. El japonés, poco después, hizo el segundo de manera idéntica. Jarro de agua fría en Can Barça. La novedad en el equipo de Luis Enrique la protagonizaba Marlon, titular por sorpresa en detrimento de Gerard Piqué.

El Madrid seguía a lo suyo e hizo el segundo en La Rosaleda en la segunda mitad. Karim Benzema, en fuera de juego, elevó la tranquilidad. El Barcelona se sabía segundón, pero no quería despedirse de su público con una derrota. Messi y Luis Suárez se pusieron manos a la obra y entre los dos le dieron la vuelta al marcador en cuanto quisieron.

El Real Madrid conquista su título de LaLiga número 33. El Barcelona, segundo, tiene en su haber 24 entorchados. Enhorabuena a los madridistas. El próximo reto llega el 3 de junio con la final de la Champions ante la Juventus.

El Celta será el juez de LaLiga Santander

Este miércoles se verán las caras Celta y Real Madrid en Balaídos. El partido atrasado de la jornada 21 a causa del temporal vuelve a acaparar la atención. El encuentro podría decidir al campeón de LaLiga Santander.

El Real Madrid llega a Vigo segundo en la clasificación, pero con los mismos puntos que el Barcelona (87) teniendo un partido menos. Un simple empate revertiría la situación y dejaría líder a los blancos. La responsabilidad de los jugadores de Zinedine Zidane es máxima y tienen la guardia alta ante uno de los partidos más decisivos de la temporada.

En Balaídos les espera un Celta que en LaLiga han acusado las rotaciones debido a su buena participación en Europa League. La eliminación ante el United en Manchester (2-1 en el global) con gol fallado bajo palos de John Guidetti en el minuto 96 que podría haberles dado la final ha supuesto un palo demasiado duro para el equipo gallego, que desde entonces suma por derrotas sus encuentros.

Ante el Real Madrid Eduardo Berizzo irá con todo. Se acabaron las rotaciones, ya no hay otra competición que la Liga, los jugadores ya han descansado en Vitoria tras el empate logrado en Old Trafford. El partido servirá para que el Celta recupere sensaciones tras el mal sabor que han dejado las últimas derrotas en liga, donde la unidad b no estuvo al nivel deseado. Berizzo quiere acabar bien la temporada y ante el Real Madrid volverá el equipo titular.

Berizzo ha citado a 19 futbolistas, esto se debe a que persiste la duda acerca de la recuperación de Radoja, el serbio podría recibir el alta médica este miércoles, algo de lo que está pendiente el cuerpo técnico. Es la única duda de un once donde el resto de las piezas están asignadas. En la portería, tras el debut de Iván Villar, volverá Sergio Álvarez. El de Catoira sigue en un estado de forma pletórico y será el último baluarte del Celta ante los de Zidane.

LaLiga sigue dependiendo del Real Madrid

A falta de solo una jornada por disputarse, la situación en LaLiga Santander sigue exactamente igual a como estaba antes de la jornada 37. Las victorias de Barcelona en Las Palmas (1-4) y del Real Madrid al Sevilla (4-1) dejan a ambos equipos colíderes e igualados a puntos con 87. Lo curioso es que igualaron hasta en el resultado. La pelota está sobre el tejado del Real Madrid, que si puntúa en Balaídos este miércoles en el partido atrasado por el temporal ante el Celta, se pondría líder y el título dependería de los de Zidane.

Engañoso fue el resultado del Real Madrid este domingo ante el Sevilla. Aunque el cuadro andaluz dominó desde el principio, un error de bulto a la hora de taponar una falta en contra lo aprovechó Nacho para pillar descolocado a Rico y hacer el 1-0. El Sevilla lo seguía intentando pero sin suerte ante un Keylor sublime. Cristiano (quien agredió a Lenglet y el colegiado no mostró ni tarjeta) hizo doblete. Toni Kroos acompañó en la goleada. Jovetic hizo el gol del honor sevillista.

Neymar fue el protagonista en el Estadio de Gran Canaria. El brasileño volvió a ver puerta para firmar un triplete de goles. Luis Suárez, previamente, aprovechó una asistencia suya para marcar. Pedro Bigas fue el único autor del gol local.

Tercero sigue el Atlético, quien ya no verá su posición alterada. Sudó más de lo esperado en Sevilla ante el Betis. Ceballos, el mejor del partido, marcó un golazo de volea. Savic empató en las postrimerías.

En la pelea por Europa la cosa sigue exactamente igual. Empataron Villarreal, Athletic, y Real Sociedad. Los tres equipos están en solo un punto de diferencia. Aduriz y Szymanowski fueron los goleadores en el Athletic-Leganés. No hubo goles en el Estadio de la Cerámica. El Deportivo se jugaba la salvación. No pudo ganar el equipo de Mel, pero tampoco encajó ante el Villarreal.

Cristiano Ronaldo revienta la semifinal de la Champions con un hat-trick (3-0)

De nuevo el Atlético de Madrid ve alejarse la Champions League en la orilla del Real Madrid. Esta vez en semifinales. Los blancos se impusieron por tres goles a cero y dejan vista para sentencia una eliminatoria que ha encarrilado Cristiano Ronaldo con un gran partido del luso redondeado con un hat-trick.

Pronto comenzaron las buenas noticias en el Santiago Bernabéu para los blancos. Corría el minuto 9 cuando el crack del Real Madrid batia al meta colchonero Jan Oblak. Ahora debían nadar a contracorriente los atléticos con todo el partido por delante. Con la urgencia del que no quiere perder un minuto en la remontada, con el temor del que sabe que un segundo gol podría ser definitivo.

Los rojiblancos lo intentaban tímidamente. El Real Madrid, vestido de gala, se tomó el partido muy en serio y no realizó concesiones en defensa. En el único ataque con peligro del Atlético, Kevin Gameiro se plantó solo ante el meta costarricense Keylor Navas, pero el francés eligió mal la opción en el mano a mano y se le hizo de noche. Pasaba el tiempo y el Madrid acaparaba el balón para defender con la posesión.

Dani Carvajal se rompió y su lugar lo ocupó Nacho. El canterano estuvo a la altura. En el segundo tiempo el Cholo volcó sus cambios hacia la meta local. Dio entrada a Fernando Torres y Gaitán. Unos minutos después a Ángel Correa. Pero dejó descubierto su centro del campo, y a la contra Cristiano Ronaldo aprovechó dos regalos para dejar sentenciada la eliminatoria. El portugués estrenaba nuevo look con mechas cobrizas para demostrarle al mundo que sigue siendo aquel jugador incisivo que hace 13 años mostró su carta de presentación en la Eurocopa de Portugal de 2014.

El Atlético lo tiene prácticamente imposible. Juventus y Monaco deberán jugar mañana su partido de ida. Uno de los dos se verá la cara ante el Madrid.

Un golazo de Pione Sisto mete al Celta en semifinales

El Celta hace historia. El cuadro vigués -hasta que su presidente Mouriño determina lo contrario- logra acceder por primera vez en su historia a semifinales de la Europa League tras hacer buena la victoria de la ida en Balaídos (3-2). El KRC Genk Arena fue testigo de un gran Celta que terminó empatando (1-1) pero que fue superior a su rival, que no incomodó demasiado la meta defendida por Sergio Álvarez hasta el tramo final.

Nunca antes el Genk había llegado tan lejos en Europa. Su llegada a cuartos fue tan sorpresiva como meritoria. El equipo liderado por el sevillano Alejandro Pozuelo ha desplegado un gran fútbol en las rondas previas demostrando el por qué de su presencia entre los ocho mejores de la Europa League. Pero el Celta no estaba por la labor de desaprovechar su cita con la historia.

El ugandés naturalizado danés Pione Sisto ha sido el hombre de la eliminatoria. Empató en Balaídos el gol inicial de Boetius. Y en Bélgica abrió el marcador a lo Juan Palomo. Robó una pelota en mediocampo. Avanzó y desde fuera del área se sacó un latigazo con su zurda que no pudo contener el meta australiano Matthew Ryan. El Celta ahora sí se sentía cómodo. Los locales debían marcar dos goles. Faltaba media hora de juego.

Pero el Genk no iba a poner las cosas tan fáciles y Trossard, apenas cuatro minutos después del gol del Celta, igualaba el partido. El Celta entrará en un sorteo en el que se verá las caras con tres equipos que, curiosamente, tuvieron que alargar sus eliminatorias hasta la prórroga. El Besiktas imponiéndose al Lyon gracias al goalaverage (3-3), como el Ajax que logró pasar en Gelsenkirchen al Schalke 04 (3-3) y el Manchester United tras sufrir en Old Trafford ante el Anderlecht (3-2). En Balaídos se han ganado tener licencia para soñar.