El Real Madrid gana LaLiga Santander

El Real Madrid (puedes ver los partidos del Real Madrid Online) volvió a ganar LaLiga Santander tras cinco años de sequía. Cinco años en los que dominó el Barcelona, con la única salvedad de la machada cometida por el Atlético de Madrid en la temporada 2013/14. Los blancos cumplieron su cometido de vencer al Málaga y evitar especulaciones de lo que ocurriera en el Camp Nou entre Barcelona y Eibar.

Pronto cerró el título el equipo de Zinedine Zidane. Corría tan solo el minuto y medio de partido cuando Cristiano Ronaldo aprovechó una enorme autopista entre líneas de una despistada defensa del Malaga para plantarse completamente solo ante Carlos Kameni y definir a la red. Los madridistas se tranquilizaban. El recuerdo de las dos ligas perdidas en Tenerife a principios de los años 90 aún estaba en la memoria de muchos.

Las buenas noticias nunca suelen venir solas. En Barcelona el Eibar sorprendía a los azulgrana y se adelantaban los vascos por medio de Takashi Inui. Centro lateral del ex madridista Pedro León que mandó a la red Inui, completamente libre de marca. El japonés, poco después, hizo el segundo de manera idéntica. Jarro de agua fría en Can Barça. La novedad en el equipo de Luis Enrique la protagonizaba Marlon, titular por sorpresa en detrimento de Gerard Piqué.

El Madrid seguía a lo suyo e hizo el segundo en La Rosaleda en la segunda mitad. Karim Benzema, en fuera de juego, elevó la tranquilidad. El Barcelona se sabía segundón, pero no quería despedirse de su público con una derrota. Messi y Luis Suárez se pusieron manos a la obra y entre los dos le dieron la vuelta al marcador en cuanto quisieron.

El Real Madrid conquista su título de LaLiga número 33. El Barcelona, segundo, tiene en su haber 24 entorchados. Enhorabuena a los madridistas. El próximo reto llega el 3 de junio con la final de la Champions ante la Juventus.

El Barcelona hace historia (6-1)

Los milagros existen. Lo presenciaron 90.000 espectadores in situ en el lugar de los hechos: el Camp Nou. No se apareció el ‘Messias’, sino su sucesor en la tierra: Neymar. Y el mundo contempló boquiabierto la mayor remontada de la historia de la Champions League.

A 10 minutos del final la eliminatoria estaba perdida. La crónica habría sido que el Barcelona hizo un partidazo y lo intentó de todas las maneras. Que se llegó a poner 3-0 al poco de empezar el segundo tiempo. Pero que un despiste defensivo posibilitó que Edinson Cavani derrumbara los sueños culés.

Hasta entonces el partido había sido blaugrana. Se adelantó pronto en el marcador. Ni los mejores guionistas propiciaron un mejor arranque. En el minuto 2, Luis Suárez batía a Trapp. El Barcelona movía a su antojo al PSG, un equipo encerrado en su área. En el minuto 20, Kurzawa en propia puerta abría las esperanzas. Al descanso se fue el partido 2-0.

Tras la reanudación, Messi hacía el 3-0 de penalti tras derribo de Meunier a Neymar. Tras una contra, Cavani fusiló a Ter Stegen. El golpe parecía mortal. El Barça bajó los brazos por momentos, y los parisinos contaron con varias claras ocasiones. Así pasaron los minutos.

Pero en el minuto 85 Neymar despertó. El brasileño coló un libre directo por la escuadra. Hasta entonces no había tenido su día. Los nervios, la defensa de Emery o la precipitación habían hecho que Neymar errara pases, no desbordara ni asistiera. Un polémico penalti sobre Suárez permitió a Neymar hacer el 5-1 desde los once metros. Era el minuto 90.

El árbitro prorrogó el partido cinco minutos más. El Camp Nou enloquecía. ¿Era posible de remontar una eliminatoria imposible? El 4-0 de la ida daba al Barcelona como claro favorito a quedar eliminado. En el 95′, una falta botada por Ney permitió que Sergi Roberto acariciara con la punta de la bota el esférico y lo mandara al fondo de la red. Milagro. Locura. El mejor partido del mundo. Enhorabuena, culés.

Pepe tiene sus días contados en el Real Madrid

El Real Madrid no va a renovar a Pepe. El central brasileño nacionalizado portugués termina contrato el próximo 30 de junio y su ilusión es la de continuar en el Real Madrid, pero el jugador cumplirá en febrero 34 años. El jugador quiere dos años. Florentino le propone uno más otro opcional.

Desde China tientan a Pepe para que se vaya en este mercado de invierno. El central maneja dos ofertas irrechazables desde el gigante asiático que decantan su futuro. Una de ellas, del equipo de Manuel Pellegrini, el Hebei Fortune, que le pone sobre la mesa 10 millones de euros netos por temporada, cantidad que supera con mucho la actual ficha del futbolista en el Real Madrid, donde percibe 4,5 kilos libres de impuestos.

Rubén Castro, el jugador más decisivo de La Liga con sus goles

El asueto invernal sirve a los equipos para ajustar números con los que corregir errores. Cifras que resaltan curiosidades. Como la de los jugadores que más contribuyen a que su equipo logre puntos. Algo así como el MVP de la temporada regular. Y hasta el momento, es Rubén Castro el jugador más decisivo para su club, al haber hecho el 39% de los goles del Real Betis (7/18). Iago Aspas, del Celta, le sigue muy de cerca (10/26, 38%).

Le siguen en esta clasificación Willian José de la Real Sociedad (9/28, 32%), los barcelonistas Lionel Messi y Luis Suárez (ambos con 29%, 12/41), Sandro Ramírez (7/25, 28%), y con números idénticos Aritz Aduriz y Florin Andone (6/22, 27%).

Estadísticas: Agresividad, entradas, regates y asistencias

El primer tramo de temporada ha dejado en Europa curiosos registros estadísticos -además de los goles- que desgranamos a continuación.

El líder en agresividad de las principales ligas europeas es el sportinguista Fernando Amorebieta (10 amarillas). Seguido por Renaud Cohade (Metz, 9 amarillas), Gastaldello (Bologna, 6 amarillas, 2 rojas), Miguel Veloso (Genoa, 7 amarillos, 1 roja) y Hugo Mallo (6 amarillas, 1 roja).

En asistencias, lidera la tabla De Bruyne (City, 9 asistencias), seguido de Forsberg (Rb Leipzig) y Seri (Niza) con 8. Con 7 aparecen Piatti (Espanyol) y Hamsik (Napoli).

En regates por partido brilla un ex barcelonista: Adama Traoré (Middlesbrough) con 5’4, seguido por Neymar (Barcelona, 4’8), Zaha (Crystal Palace, 4’4), Hazard (Chelsea, 4’4) y Maximin (Bastia, 4’2).

El de entradas por partido lo lidera Idrissa Gueye (Everton, 4’9), seguido por Petros (Betis, 4’6), Gonalons (Lyon, 4’5), Llorente (Alavés, 4’3) y Víctor Sánchez (4’1).