El Barcelona lo hace fácil contra el Sevilla (3-0)

Luis Suárez, con un golazo de chilena, y Messi, autor de un ‘doblete’, destrozaron a un Sevilla deprimido que nunca planteó batalla en el Camp Nou. Con la Juve y el Clásico en el horizonte, el sol ha vuelto a salir en Barcelona.

Recupera el Barça la presión y eso minimiza al extremo las virtudes del rival. Si enfrente, además, el que está es un equipo en franca depresión, la sensación de superioridad se multiplica. Se juntaron ambos factores en un partido que se resolvió en 45 minutos. La MSN salió a divertirse y el Sevilla fue un juguete en sus manos. Lo manoseó hasta exprimirle toda su jugabilidad. Y al recreo azulgrana se apuntó la mejor versión de Iniesta, la llegada de Rakitic y el pulmón de Sergi Roberto.

Salió el equipo de Luis Enrique como debe, intimidando con balón y mordiendo sin él. Se acongojó el Sevilla, que ahora mismo es una sombra de lo que fue. Los de Sampaoli son, a día de hoy, un equipo fundido, sin alma y con escaso carácter. Y en plena dinámica negativa, visitar el Camp Nou no parece el mejor reconstituyente.

Avisó Messi a los cuatro minutos en lo que pudo ser uno de los goles de la Liga. Suárez volvió a ejercer de pivote de fútbol sala y cedió para que Leo mandase su disparo con rosca al larguero.

Pudimos ver este partido del Barcelona online, donde golpeó primero el uruguayo con una chilena de ‘9’, no como adorno, sí como recurso. Dos minutos más tarde, fue Messi quien sacó el mazo. La MSN trianguló en un claro contragolpe y Leo definió con sutileza. El argentino remató al Sevilla con una volea a la salida de un córner.  Y aún quedaban 45 minutos por delante. Con el partido más que resuelto, el segundo acto solo sirvió para que el Barcelona repartiese minutos.

El Rayo coge aire y deja muy tocado al Getafe (2-0)

El Rayo Vallecano fue muy superior al Getafe y se llevó por dos goles a cero una de las primeras finales para eludir el descenso que le restan por disputar. Los de Vallecas encontraron en el 4-4-2 un estilo de juego propicio a su fútbol de ataque y alegre. Javi Guerra y Miku, los dos referentes ofensivos del equipo, hicieron los goles para los de Paco Jémez.

Tras la victoria, el Rayo Vallecano se pone a tres puntos del descenso, que marca precisamente el Getafe, triste y gris que nada pudo objetar. El tiempo se agota y las opciones de salvarse de los azulones se terminan.