España sub’21 vence a Italia en el Olímpico de Roma (1-2)

La Selección Española sub-21 se ha impuesto este lunes a Italia en el amistoso celebrado en el Olímpico de Roma (1-2), en un duelo en el que los de Albert Celades no cejaron en su empeño de buscar la portería transalpina y que desequilibraron con los tantos de Saúl Ñíguez y Borja Mayoral en el último tramo del primer tiempo, aunque los locales mejoraron sus prestaciones en la segunda mitad.

En un estadio desangelado, con menos de media entrada, el cuadro español se empleó a fondo para calentar el ambiente. En sólo siete minutos, Borja Mayoral dispuso de hasta tres ocasiones para adelantar a los suyos, primero en un remate de cabeza que frenó la defensa local y luego en dos disparos que se encargó de desbaratar, presumiendo de reflejos, el guardameta Simone Scuffet.

El combinado de Luigi Di Biagio, sin embargo, respondió con un zurdazo del delantero del Sassuolo Domenico Berardi que obligó a Pau López a realizar una magnífica estirada. Superado el cuarto de hora, Federico Chiesa -hijo del mítico Enrico- cabeceó un centro que se marchó fuera por muy poco.

En este partido, que pudimos ver a través de Rojadirecta, España recuperó el timón para abrir el marcador. En el minuto 34, el barcelonista Denis Súarez armó un disparo que rechazó el portero italiano, pero Saúl Ñíguez cazó el balón para, con un acrobático remate de chilena, sorprender en Roma.

Sin tiempo para recuperarse del golpe, Italia sufrió un nuevo varapalo en el minuto 38, cuando la conexión madridista entre Marco Asensio y Borja Mayoral fabricó el 0-2; el delantero cedido en el Wolfsburgo alemán remató de cabeza un saque de esquina ante el que nada pudo hacer el meta transalpino. Scuffet tuvo que actuar de nuevo al filo del descanso, en un potente disparo del capitán Saúl.

Tras el paso por vestuarios, Italia reanudó el duelo con una clara ocasión de Benassi; Pau López detuvo su primer lanzamiento, mientras que el segundo se estrelló el palo. También se encontró con la madera Asensio en el 57.

En el 68, el delantero del Athletic Iñaki Williams perdonó el 0-3 en boca de gol, y sólo unos minutos después la ‘azzurra’ reaccionó; Pellegrini remató de cabeza al fondo de las mallas un centro de Berardi.

Italia: Scuffet; Masina (Ricci, min.84), Mandragora (Calabria, min.58), Biraschi, Ferrari; Pellegrini (Verre, min.84), Cataldi, Benassi; Chiesa, Cerri (Favilli, min.58) y Berardi.

España: Pau López; Bellerín, Yeray (Diego González, min.54), Meré, Jonny; Marcos Llorente, Saúl, Denis Suárez; Asensio (Odriozola, min.86), Williams (Oyarzabal, min.86) y Borja Mayoral (Ceballos, min.75).

 

Italia 1-1 España: No hubo ‘vendetta’

España se fue este jueves del Juventus Stadium de Turín con la sensación de haberse dejado dos puntos en lugar de haber logrado uno ante el rival más peligroso de la fase de grupos. Dominó ampliamente el balón, apenas le creaba Italia peligro y además se encontró con un regalo en forma de cantada de Buffon, quien no acertó a despejar y dejó el gol en bandeja a Vitolo, quien puso el 0-1.

Parecía que el trabajo sucio estaba hecho. Solo quedaba mantener la posesión y dejar correr los minutos. Pero entonces España se puso nerviosa. Italia se creció, y Sergio Ramos volvió a cometer un penalti absurdo. De Rossi, de penalti puso las tablas a 5′ del final.

El Athletic descarrila en Sassuolo (3-0)

Mal inicio el del Athletic Club en la UEFA Europa League. El equipo de Ernesto Valverde no se sintió cómodo sobre el terreno de juego en ningún momento y acabó sufriendo una abultada goleada: tres a cero.

El primer tiempo fue de tanteo mutuo entre los leones y el Sassuolo, un equipo que se estrena por vez primera en competición europea tras su espectacular pasada temporada en la Serie A.

En el 59′ Lirola adelantó a los transalpinos. Defre hizo el segundo en el 74′ y Politano, en el 81′, puso la sentencia. El equipo no anda bien físicamente ni tiene las ideas demasiado claras. Necesita encontrar un punto de inflexión.

Kevin Prince Boateng ya ha goleado en las principales ligas europeas

Con su cabezazo en Mestalla del pasado lunes que sirvió para ayudar a Las Palmas en su victoria (2-4) ante el Valencia, el alemán de origen ghanés Kevin Prince Boateng se ha convertido en el único jugador de la historia que ha convertido goles en Italia, España, Inglaterra y Alemania.

Nacido en Berlín en 1987, Boateng debutó en la Bundesliga con el Hertha de su ciudad en el año 2005 con apenas 18 años. En dos temporadas jugó 42 partidos e hizo 5 goles. Luego fichó por el Tottenham, donde disputó en la 07/08 14 partidos con 2 goles.

Tras un paso por el Dortmund y el Portsmouth, en 2010 cerró su pase al AC Milan, donde estuvo tres temporadas (67 partidos y 16 goles). Tras un período que le llevó por el Schalke 04 (2013 – 2015) y de nuevo a Milán (2016), Boateng ha comenzado en La Liga con buen pie.

El Villarreal firma a Nicola Sansone (Sassuolo) por 13 millones

El Villarreal CF ha anunciado el fichaje de otro jugador italo-alemán: el delantero Nicola Sansone. Como Soriano, Sansone nació en Alemania y también se crió en la cantera del Bayern de Munich. El 16 de junio del pasado 2015, con 23 años, debutó como internacional absoluto ‘azzurro’ ante Portugal.

El jugador llega procedente del Sassuolo de la Serie A, donde la pasada campaña disputó 36 partidos y anotó 7 goles, además de ofrecer 5 asistencias. Es un jugador rápido, de 1’73 metros, que se siente cómodo partiendo desde banda.

Sansone ya se ha incorporado a la concentración del Villarreal en tierras gallegas, donde disputará el martes el Teresa Herrera ante el Deportivo.