El Submarino Amarillo derriba la Casa Blanca (1-0)

La jornada del domingo parecia propicia para el Real Madrid tras el ‘pinchazo’ del Barcelona de ayer en el Camp Nou ante el Deportivo. Pero no le salió el plan previsto al equipo merengue, que hincó la rodilla en El Madrigal ante un Villarreal colosal que se impuso merecidamente (1-0).

Fue Roberto Soldado el encargado de materializar el gol de la noche en el primer tiempo, tras asistencia de su socio en la vanguardia amarilla Bakambu. El Madrid intentó reponerse con fe pero sin ideas. Los minutos pasaban y el orden local abortaba cada posesión infructuosa del equipo visitante, que por momentos desesperó al espectador. El equipo debe mejorar mucho y ganar en solidaridad si quiere disputarle los primeros puestos a Barcelona y Atlético, colíderes con 35 unidades.

Lucas Pérez empequeñece el Camp Nou

El Deportivo lo volvio a hacer. El año pasado consiguió empatar a 2 después de empezar perdiendo 2-0. Entonces, con el Barcelona como ganador de la Liga, se tachó al equipo blaugrana de levantar el pie del acelerador para dejar que el cuadro gallego salvara la categoría. Este sábado, los gallegos empataron por derecho.

El trabajo de Víctor Sánchez y los suyos fue sensacional. El Dépor salió con 7 hombres sobre la frontal empequeñeciendo el centro del juego y dejando dos pistas en las bandas que no aprovecharon los culés. Sin Neymar es más difícil. Arriba, Jonathan, Fayçal Fajr y sobre todo, un sensacional Lucas Pérez, se quedaban descolgados para lanzar contras peligrosas. Al final salió cara. Fue un partidazo con un jugador que brilló sobre los demás: Lucas Pérez.