El Real Madrid gana LaLiga Santander

El Real Madrid (puedes ver los partidos del Real Madrid Online) volvió a ganar LaLiga Santander tras cinco años de sequía. Cinco años en los que dominó el Barcelona, con la única salvedad de la machada cometida por el Atlético de Madrid en la temporada 2013/14. Los blancos cumplieron su cometido de vencer al Málaga y evitar especulaciones de lo que ocurriera en el Camp Nou entre Barcelona y Eibar.

Pronto cerró el título el equipo de Zinedine Zidane. Corría tan solo el minuto y medio de partido cuando Cristiano Ronaldo aprovechó una enorme autopista entre líneas de una despistada defensa del Malaga para plantarse completamente solo ante Carlos Kameni y definir a la red. Los madridistas se tranquilizaban. El recuerdo de las dos ligas perdidas en Tenerife a principios de los años 90 aún estaba en la memoria de muchos.

Las buenas noticias nunca suelen venir solas. En Barcelona el Eibar sorprendía a los azulgrana y se adelantaban los vascos por medio de Takashi Inui. Centro lateral del ex madridista Pedro León que mandó a la red Inui, completamente libre de marca. El japonés, poco después, hizo el segundo de manera idéntica. Jarro de agua fría en Can Barça. La novedad en el equipo de Luis Enrique la protagonizaba Marlon, titular por sorpresa en detrimento de Gerard Piqué.

El Madrid seguía a lo suyo e hizo el segundo en La Rosaleda en la segunda mitad. Karim Benzema, en fuera de juego, elevó la tranquilidad. El Barcelona se sabía segundón, pero no quería despedirse de su público con una derrota. Messi y Luis Suárez se pusieron manos a la obra y entre los dos le dieron la vuelta al marcador en cuanto quisieron.

El Real Madrid conquista su título de LaLiga número 33. El Barcelona, segundo, tiene en su haber 24 entorchados. Enhorabuena a los madridistas. El próximo reto llega el 3 de junio con la final de la Champions ante la Juventus.

Atlético-Real Madrid: Las esperanzas duraron hasta el minuto 42′

Bonita vuelta de semifinal de la Champions League la que brindaron Atlético de Madrid y Real Madrid a los aficionados. El final, como en las novelas, es lo de menos. La trama fue más que interesante, aunque el nudo llegó antes de lo esperado. En el minuto 42 concretamente, cuando Isco Alarcón remachó a la red un rechace a disparo de Cristiano Ronaldo. Antes, Karim Benzema hizo una genialidad en línea de fondo ante la pasividad de tres defensores atléticos que le permitieron maniobrar.

La eliminatoria se presentaba como un imposible. Remontar un 3-0 ante el Real Madrid es poco menos que imposible. Los jugadores locales solo querían dar su última gota de sudor para honrar a su afición. El resultado era lo de menos. Pero el inicio de los colchoneros fue fulgurante. Los del Cholo Simeone durante casi media hora han hecho creer al mundo que remontarían la eliminatoria.

El primer golpe a los blancos fue en el 12′. Saúl Ñíguez adelantaba a los locales. Koke lanzó un caramelito desde el córner. El canterano se elevó sobre todos al primer palo. El Calderón, que se despide de la Champions League, rugía. Había esperanzas.

Apenas tres minutos después, todos pensaban que la eliminatoria estaba del lado rojiblanco. Penalti contra el Real Madrid. Antoine Griezmann, el Principito, batió a Keylor Navas. Los apostantes se frotaban los ojos. A Zidane le temblaba el pulso. El mundo del fútbol disfrutaba con el espectáculo.

 

Pero poco antes del descanso, en la única desconexión en defensa del Atlético, apareció Karim Benzema para hacer una jugada personal que dará que hablar. Isco mató las esperanzas rojiblancas. El partido ya no sería el mismo. El Atlético tuvo alguna que otra ocasión para marcar, pero el resultado ya no se movería.

El Real Madrid disputará la final el primer sábado de junio ante la Juventus de Turín, que venció este martes al Monaco en el Juventus Stadium (2-1).

Cristiano Ronaldo revienta la semifinal de la Champions con un hat-trick (3-0)

De nuevo el Atlético de Madrid ve alejarse la Champions League en la orilla del Real Madrid. Esta vez en semifinales. Los blancos se impusieron por tres goles a cero y dejan vista para sentencia una eliminatoria que ha encarrilado Cristiano Ronaldo con un gran partido del luso redondeado con un hat-trick.

Pronto comenzaron las buenas noticias en el Santiago Bernabéu para los blancos. Corría el minuto 9 cuando el crack del Real Madrid batia al meta colchonero Jan Oblak. Ahora debían nadar a contracorriente los atléticos con todo el partido por delante. Con la urgencia del que no quiere perder un minuto en la remontada, con el temor del que sabe que un segundo gol podría ser definitivo.

Los rojiblancos lo intentaban tímidamente. El Real Madrid, vestido de gala, se tomó el partido muy en serio y no realizó concesiones en defensa. En el único ataque con peligro del Atlético, Kevin Gameiro se plantó solo ante el meta costarricense Keylor Navas, pero el francés eligió mal la opción en el mano a mano y se le hizo de noche. Pasaba el tiempo y el Madrid acaparaba el balón para defender con la posesión.

Dani Carvajal se rompió y su lugar lo ocupó Nacho. El canterano estuvo a la altura. En el segundo tiempo el Cholo volcó sus cambios hacia la meta local. Dio entrada a Fernando Torres y Gaitán. Unos minutos después a Ángel Correa. Pero dejó descubierto su centro del campo, y a la contra Cristiano Ronaldo aprovechó dos regalos para dejar sentenciada la eliminatoria. El portugués estrenaba nuevo look con mechas cobrizas para demostrarle al mundo que sigue siendo aquel jugador incisivo que hace 13 años mostró su carta de presentación en la Eurocopa de Portugal de 2014.

El Atlético lo tiene prácticamente imposible. Juventus y Monaco deberán jugar mañana su partido de ida. Uno de los dos se verá la cara ante el Madrid.

Un golazo de Pione Sisto mete al Celta en semifinales

El Celta hace historia. El cuadro vigués -hasta que su presidente Mouriño determina lo contrario- logra acceder por primera vez en su historia a semifinales de la Europa League tras hacer buena la victoria de la ida en Balaídos (3-2). El KRC Genk Arena fue testigo de un gran Celta que terminó empatando (1-1) pero que fue superior a su rival, que no incomodó demasiado la meta defendida por Sergio Álvarez hasta el tramo final.

Nunca antes el Genk había llegado tan lejos en Europa. Su llegada a cuartos fue tan sorpresiva como meritoria. El equipo liderado por el sevillano Alejandro Pozuelo ha desplegado un gran fútbol en las rondas previas demostrando el por qué de su presencia entre los ocho mejores de la Europa League. Pero el Celta no estaba por la labor de desaprovechar su cita con la historia.

El ugandés naturalizado danés Pione Sisto ha sido el hombre de la eliminatoria. Empató en Balaídos el gol inicial de Boetius. Y en Bélgica abrió el marcador a lo Juan Palomo. Robó una pelota en mediocampo. Avanzó y desde fuera del área se sacó un latigazo con su zurda que no pudo contener el meta australiano Matthew Ryan. El Celta ahora sí se sentía cómodo. Los locales debían marcar dos goles. Faltaba media hora de juego.

Pero el Genk no iba a poner las cosas tan fáciles y Trossard, apenas cuatro minutos después del gol del Celta, igualaba el partido. El Celta entrará en un sorteo en el que se verá las caras con tres equipos que, curiosamente, tuvieron que alargar sus eliminatorias hasta la prórroga. El Besiktas imponiéndose al Lyon gracias al goalaverage (3-3), como el Ajax que logró pasar en Gelsenkirchen al Schalke 04 (3-3) y el Manchester United tras sufrir en Old Trafford ante el Anderlecht (3-2). En Balaídos se han ganado tener licencia para soñar.

 

El Celta puede hacer historia en Genk

El Real Club Celta disputa este jueves (21:05 horas) su partido de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Europa League en el KRC Genk Arena. Los gallegos deberán administrar la renta acumulada de la ida en Balaídos, en el que el equipo celtiña dio una sensación de superioridad sobre los belgas que no se terminó de plasmar del todo en el resultado final.

Pione Sisto, Iago Aspas y Guidetti remontaron el tanto inicial de Boetius. El veterano Buffel, en el 67′, acerca a los belgas al sueño de la remontada. La eliminatoria está muy abierta. El KRC Genk todavía no ha perdido en casa esta temporada europea (siete victorias, seguidas de un empate a uno ante el Gante en octavos) y solo ha encajado dos goles en estos ocho encuentros. El Celta ha marcado al menos dos goles en sus últimos cuatro encuentros a domicilio. Los últimos tres en Europa los ha ganado por el mismo marcador: cero a dos. En LaLiga, los de Berizzo le endosaron tres goles al Granada.

Los nueve enfrentamientos del Genk ante equipos españoles han acabado con una victoria, cuatro empates y cuatro derrotas, pero nunca ha perdido en casa contra un equipo español (una victoria y tres empates).

El Celta nunca ha perdido contra un equipo belga. Se midió esta temporada a un rival nacional del Genk, el Standard Liège, en la fase de grupos de la UEFA Europa League, empatando 1-1 tanto en casa como a domicilio. Su balance general ante equipos belgas es de tres victorias y cuatro empates.

Genk y Celta están a un paso de hacer historia. Nunca antes había logrado el pase a semifinales. La última vez que el Celta jugó unos cuartos de final fue cuando el Barcelona eliminó al equipo gallego en la Copa de la UEFA 2000/01. Fue uno de los ganadores de la Copa Intertoto de la UEFA del 2000, pero nunca ha conseguido llegar a unas semifinales en un gran torneo europeo.