El Real Madrid gana LaLiga Santander

El Real Madrid (puedes ver los partidos del Real Madrid Online) volvió a ganar LaLiga Santander tras cinco años de sequía. Cinco años en los que dominó el Barcelona, con la única salvedad de la machada cometida por el Atlético de Madrid en la temporada 2013/14. Los blancos cumplieron su cometido de vencer al Málaga y evitar especulaciones de lo que ocurriera en el Camp Nou entre Barcelona y Eibar.

Pronto cerró el título el equipo de Zinedine Zidane. Corría tan solo el minuto y medio de partido cuando Cristiano Ronaldo aprovechó una enorme autopista entre líneas de una despistada defensa del Malaga para plantarse completamente solo ante Carlos Kameni y definir a la red. Los madridistas se tranquilizaban. El recuerdo de las dos ligas perdidas en Tenerife a principios de los años 90 aún estaba en la memoria de muchos.

Las buenas noticias nunca suelen venir solas. En Barcelona el Eibar sorprendía a los azulgrana y se adelantaban los vascos por medio de Takashi Inui. Centro lateral del ex madridista Pedro León que mandó a la red Inui, completamente libre de marca. El japonés, poco después, hizo el segundo de manera idéntica. Jarro de agua fría en Can Barça. La novedad en el equipo de Luis Enrique la protagonizaba Marlon, titular por sorpresa en detrimento de Gerard Piqué.

El Madrid seguía a lo suyo e hizo el segundo en La Rosaleda en la segunda mitad. Karim Benzema, en fuera de juego, elevó la tranquilidad. El Barcelona se sabía segundón, pero no quería despedirse de su público con una derrota. Messi y Luis Suárez se pusieron manos a la obra y entre los dos le dieron la vuelta al marcador en cuanto quisieron.

El Real Madrid conquista su título de LaLiga número 33. El Barcelona, segundo, tiene en su haber 24 entorchados. Enhorabuena a los madridistas. El próximo reto llega el 3 de junio con la final de la Champions ante la Juventus.

Real Madrid: A un punto de la gloria

El Real Madrid lo tuvo demasiado fácil para vencer en Balaídos al Celta de Vigo (1-4) este miércoles y acariciar el título de LaLiga Santander. Los de Zinedine Zidane están a solo un punto de cantar alirón. Pronto adelantó Cristiano Ronaldo a los blancos. Corría el minuto ocho. Enganchó en la frontal un pase de Isco, uno de los más destacados hoy, se perfiló y sacó un zurdazo inapelable, ajustado al poste defendido por Sergio Álvarez que se erigió en espectador de lujo en la acción.

Los minutos corrían con el Madrid cediéndole el balón pero no los espacios a un Celta que no encontraba ocasión de encarar a Keylor Navas. Guidetti y Pione Sisto no tuvieron su día y acumulaban pérdidas y errores de elección de jugada. Así se llegó al descanso. Al poco de la reanudación, de nuevo apareció el portugués. Recibe un buen pase en el interior del área y ajusta con el interior de la zurda. Cero a dos y media liga en el bolsillo.

Martínez Munuera se erigió en protagonista primero en no decretar penalti de Ramos a Aspas, después en expulsar al delantero por supuesto piscinazo en la acción, no juzgar con el mismo rasero una ‘caída’ de Cristiano en el área celeste y, finalmente, perdonar la segunda amarilla a Casemiro por una patada a la altura de la rodilla. Guidetti recortó distancias en el 69′. El gol sirvió para espolear al Madrid, que al minuto marcó el tercero (Benzema) y en el 88′ fue Toni Kroos el que decidió en el área tras un recorte y disparo colocado.

Si el Real Madrid empata en Málaga el domingo, independientemente de lo que haga el Barcelona en casa ante el Eibar, el título de LaLiga Santander irá a parar a las vitrinas del Santiago Bernabéu. El 3 de junio, además, final de Champions ante la Juventus.

El Celta será el juez de LaLiga Santander

Este miércoles se verán las caras Celta y Real Madrid en Balaídos. El partido atrasado de la jornada 21 a causa del temporal vuelve a acaparar la atención. El encuentro podría decidir al campeón de LaLiga Santander.

El Real Madrid llega a Vigo segundo en la clasificación, pero con los mismos puntos que el Barcelona (87) teniendo un partido menos. Un simple empate revertiría la situación y dejaría líder a los blancos. La responsabilidad de los jugadores de Zinedine Zidane es máxima y tienen la guardia alta ante uno de los partidos más decisivos de la temporada.

En Balaídos les espera un Celta que en LaLiga han acusado las rotaciones debido a su buena participación en Europa League. La eliminación ante el United en Manchester (2-1 en el global) con gol fallado bajo palos de John Guidetti en el minuto 96 que podría haberles dado la final ha supuesto un palo demasiado duro para el equipo gallego, que desde entonces suma por derrotas sus encuentros.

Ante el Real Madrid Eduardo Berizzo irá con todo. Se acabaron las rotaciones, ya no hay otra competición que la Liga, los jugadores ya han descansado en Vitoria tras el empate logrado en Old Trafford. El partido servirá para que el Celta recupere sensaciones tras el mal sabor que han dejado las últimas derrotas en liga, donde la unidad b no estuvo al nivel deseado. Berizzo quiere acabar bien la temporada y ante el Real Madrid volverá el equipo titular.

Berizzo ha citado a 19 futbolistas, esto se debe a que persiste la duda acerca de la recuperación de Radoja, el serbio podría recibir el alta médica este miércoles, algo de lo que está pendiente el cuerpo técnico. Es la única duda de un once donde el resto de las piezas están asignadas. En la portería, tras el debut de Iván Villar, volverá Sergio Álvarez. El de Catoira sigue en un estado de forma pletórico y será el último baluarte del Celta ante los de Zidane.

LaLiga sigue dependiendo del Real Madrid

A falta de solo una jornada por disputarse, la situación en LaLiga Santander sigue exactamente igual a como estaba antes de la jornada 37. Las victorias de Barcelona en Las Palmas (1-4) y del Real Madrid al Sevilla (4-1) dejan a ambos equipos colíderes e igualados a puntos con 87. Lo curioso es que igualaron hasta en el resultado. La pelota está sobre el tejado del Real Madrid, que si puntúa en Balaídos este miércoles en el partido atrasado por el temporal ante el Celta, se pondría líder y el título dependería de los de Zidane.

Engañoso fue el resultado del Real Madrid este domingo ante el Sevilla. Aunque el cuadro andaluz dominó desde el principio, un error de bulto a la hora de taponar una falta en contra lo aprovechó Nacho para pillar descolocado a Rico y hacer el 1-0. El Sevilla lo seguía intentando pero sin suerte ante un Keylor sublime. Cristiano (quien agredió a Lenglet y el colegiado no mostró ni tarjeta) hizo doblete. Toni Kroos acompañó en la goleada. Jovetic hizo el gol del honor sevillista.

Neymar fue el protagonista en el Estadio de Gran Canaria. El brasileño volvió a ver puerta para firmar un triplete de goles. Luis Suárez, previamente, aprovechó una asistencia suya para marcar. Pedro Bigas fue el único autor del gol local.

Tercero sigue el Atlético, quien ya no verá su posición alterada. Sudó más de lo esperado en Sevilla ante el Betis. Ceballos, el mejor del partido, marcó un golazo de volea. Savic empató en las postrimerías.

En la pelea por Europa la cosa sigue exactamente igual. Empataron Villarreal, Athletic, y Real Sociedad. Los tres equipos están en solo un punto de diferencia. Aduriz y Szymanowski fueron los goleadores en el Athletic-Leganés. No hubo goles en el Estadio de la Cerámica. El Deportivo se jugaba la salvación. No pudo ganar el equipo de Mel, pero tampoco encajó ante el Villarreal.

Atlético-Real Madrid: Las esperanzas duraron hasta el minuto 42′

Bonita vuelta de semifinal de la Champions League la que brindaron Atlético de Madrid y Real Madrid a los aficionados. El final, como en las novelas, es lo de menos. La trama fue más que interesante, aunque el nudo llegó antes de lo esperado. En el minuto 42 concretamente, cuando Isco Alarcón remachó a la red un rechace a disparo de Cristiano Ronaldo. Antes, Karim Benzema hizo una genialidad en línea de fondo ante la pasividad de tres defensores atléticos que le permitieron maniobrar.

La eliminatoria se presentaba como un imposible. Remontar un 3-0 ante el Real Madrid es poco menos que imposible. Los jugadores locales solo querían dar su última gota de sudor para honrar a su afición. El resultado era lo de menos. Pero el inicio de los colchoneros fue fulgurante. Los del Cholo Simeone durante casi media hora han hecho creer al mundo que remontarían la eliminatoria.

El primer golpe a los blancos fue en el 12′. Saúl Ñíguez adelantaba a los locales. Koke lanzó un caramelito desde el córner. El canterano se elevó sobre todos al primer palo. El Calderón, que se despide de la Champions League, rugía. Había esperanzas.

Apenas tres minutos después, todos pensaban que la eliminatoria estaba del lado rojiblanco. Penalti contra el Real Madrid. Antoine Griezmann, el Principito, batió a Keylor Navas. Los apostantes se frotaban los ojos. A Zidane le temblaba el pulso. El mundo del fútbol disfrutaba con el espectáculo.

 

Pero poco antes del descanso, en la única desconexión en defensa del Atlético, apareció Karim Benzema para hacer una jugada personal que dará que hablar. Isco mató las esperanzas rojiblancas. El partido ya no sería el mismo. El Atlético tuvo alguna que otra ocasión para marcar, pero el resultado ya no se movería.

El Real Madrid disputará la final el primer sábado de junio ante la Juventus de Turín, que venció este martes al Monaco en el Juventus Stadium (2-1).